<< Back

El agilismo, una respuesta a la complejidad del entorno

Estos factores se están manifestando al mismo tiempo, se están dando tan rápidamente, que son imprevisibles, y en algunos casos son incomprensibles para: los directivos, las organizaciones, los miembros de los equipos de trabajo y los interesados en los resultados; los proyectos luchan en organizaciones funcionales donde se cuida el interés de cada área especializada, la flexibilidad es limitada, y se confunde el interés del área con el beneficio de la organización. Los marcos de trabajo ágiles como scrum, xp, Kanban, lean entre otros, han llegado para responder a esa necesidad de respuesta del entorno externo, tienen muchas facetas de ejecución como gente llevándola a la práctica, sin embargo, se basan en el manifiesto ágil, creado en el año 2001, el agilismo se enfoca en por qué se hacen las cosas (Cliente), más que en la forma en que se hacen las cosas.

Llevar a la práctica el manifiesto ágil beneficia a las organizaciones,  ya que los objetivos y los resultados se logran con mayor rapidez, hay  entregas frecuentemente y en ciclos cortos,  se evidencia la participación del cliente desde la generación de las necesidades para lograr mayor satisfacción, y los empleados se desarrollan personal y profesionalmente ya que hay un resultado colectivo que parte de un desafío individual.

Este estilo de trabajo está generando un cambio cultural en las organizaciones, quienes tienen entre otros, los siguientes retos:

  1. Renunciar a la centralización del poder para las decisiones, si bien puede entenderse como pérdida de poder organizacional, ésta es la respuesta para llevar a la práctica real el concepto de delegación entre sistemas ágiles interdependientes en la empresa.
  2. Hay menor intervención jerárquica, ya que los equipos son auto-organizados, y se genera mayor consenso, compromiso y responsabilidad por el resultado.
  3. Los miembros del equipo son entrenadores entre ellos y se aportan valor entre sí, son autodidactas y autocríticos tanto en sus victorias como en sus fracasos, lo que les permite aprender y corregir. La gestión del conocimiento se da desde la experiencia, los sistemas de aprendizaje están cambiando no sólo es capacitarse en lo técnico, sino mejorar en las habilidades blandas.
  4. Hay un sentido de colaboración para y por el resultado final, el fin es solucionar un desafío organizacional, independientemente del cargo o labor contratada, hay un sentido de logro trascendente, que los motiva a  dar resultados independientemente de su especialidad; esto representa un cambio en las estructuras funcionales de las organizaciones.

Las organizaciones están conformadas por personas y la adopción del concepto de agilidad va más allá de las instalaciones de las empresas, la agilidad en las personas se presenta en comportamientos tales como: tener una actitud positiva, auto reflexionan, son flexibles, entienden y se adaptan a los contextos, valoran las diferencias de las personas, son auto organizadas y se auto lideran, y este es el reto real del agilismo, pensar y actuar diferente para lograr un resultado.

En conclusión el agilísimo está siendo una respuesta organizacional  a los entornos complejos que se están manifestando y su adopción depende de los valores, creencias y principios de las personas que hacen parte de los equipos de trabajo, esto representa un enorme reto para los directivos de las empresas quienes son los facilitadores para que este modelo se implemente y mantenga en el tiempo para la obtención de resultados.

Buscar

Ver los archivos

INSCRIPCIONES SI QUIERE ASISTIR A TALLER Y AL CONGRESO

Asista a nuestros dos eventos: Taller y Congreso. Esta inscripción tiene una tarifa preferencial

INSCRIPCIONES